ASCO (09 – CORAZONES AMPUTADOS)

Lujo y angustia es lo que sobra,
con sustancias que provocan ver todo al revés.
Suban el ritmo que destruye y extingue mis neuronas,
total tanta belleza nunca me hará bien.

…No tengo tiempo para nada más.

Asco! … solo puedo dar.

Siento los cuerpos que me rozan;
deseos que sofocan la voluntad de ser.
Y voy por más de esa arcada de placer, que me incita a venerar
un egoísmo que no para de crecer.

…No tengo tiempo para nada más.

Asco! … solo puedo dar.

La situación es complicada, con cada bocanada
me voy hundiendo en este musgo gris.
Si de principio a fin no vimos el derroche,
cuando el sudor se agote la sangre va a hervir.
Por mas perfume que traguemos, mas rostros que ocultemos,
la parca nos saluda orgullosa desde el vip.
Ya prenderán las luces, veremos nuestras cruces,
muñones suturados y un dolor sin fin.

Asco! … solo puedo dar.